(1 resultados encontrados. Mostrando del 1 al 1)

24

Ene

2009

1

Las 7 razones para no confundir categorías con tags

reloj00:35 calendarioCategorías: Blogs

Desde hace unas cuantas versiones WordPress nos permite añadir tags a nuestros posts, además de las conocidas categorías, pero siempre que me pongo a escribir algo, me surge la duda: ¿dónde uso las categorías y dónde los tags?
Este es un tema bastante recurrente en los blogs, y cada autor tiene su propio método, así que voy a comentar un poco qué hace que me decante por una u otra cosa:

  • La categoría se pone antes de escribir el post. Esto significa que una vez que tengamos claro de qué vamos a hablar en la entrada, fijamos sus categorías.
  • Tres categorías como mucho. Esto es un error que cometía yo bastante cuando empecé mi andadura blogeril, pero tengo la escusa de que por aquel entonces no existían las etiquetas. Ahora todo cambió, y ya no hay excusa para sobrepasar este número.
  • Las etiquetas referencian a lo que habla la entrada, no al cómo lo hace. Es decir, si escribes una entrada de coches, en un ejemplo hablas de elefantes, no tienes por qué usar una etiqueta elefantes.
  • Las etiquetas suelen indicar conceptos, por lo que personalmente me gusta usar el plural. Esto no quita que alguna etiqueta en concreto sea singular.
  • El límite de etiquetas no es tan bajo como el de categorías. Aún así, no abuses de las etiquetas, recuerda que sirven para ubicar un post, no para enmarañarlo aún más.
  • Los tags no deberían superar nunca los 15 caracteres. Como dije antes, sirven para ubicar cosas, y crear etiquetas largas, a mi parecer solo la lían más.
  • Si tratarás un tema en varias ocasiones, por ejemplo el EBE o una Campus Party. No es necesario que utilices campus party 2007, campus party 2008, etc. Crea un tag genérico, y ya se encargará WordPress de colocarlo cronológicamente. Como decía antes, no líes las búsquedas 😉

Bueno, solo me queda decir que últimamente intento hacer las cosas bien en cuanto a tags y demás, pero cuando empecé esto, era bastante desordenado. Como resultado: el día que me dió por actualizar el blog y meter los posts relacionados (que se basan en posts con los mismos tags), me di cuenta que me iba a tocar re-tagear todo correctamente, tarea que aún no he acabado del todo. Así que si empiezas un blog o llevas poco con él, recuerda esto y haz las cosas bien desde un principio, que llevar las cosas al día no cuesta tanto, y hacerlo luego de golpe es un trabajo de chinos.